Preserved flower bouquets

Preserved flower bouquets

Aunque un ramo de flores frescas es una opción atemporal y clásica que queda bien en casi todas las celebraciones, una opción que va cobrando cada vez más fuerza por su belleza y originalidad son los ramos de flores preservadas. ¿Qué tienen este tipo de ramos que nos atrapan? ¿En qué ocasiones pueden triunfar como pieza decorativa? Y, ¿qué los diferencia de los ramos de flores frescas?

¿Cómo se hacen los ramos de flores preservadas?

Las flores preservadas se refieren a un tipo de conservación orgánico para mantener el aspecto original de las flores durante más tiempo. No se trata de un proceso de secado como lo hemos entendido tradicionalmente; las flores secas son realmente originales y quedan perfectas en preparaciones de ramos más silvestres, pero también es cierto que consiguen un look muy concreto con el que algunas novias podrían no verse representadas. En cambio, las flores preservadas consiguen mantenerse frescas y como acabadas de coger por más tiempo, por lo que son perfectas para preparaciones más tradicionales como buqués. El objetivo de las flores preservadas es mantener su belleza y frescura sin necesidad de agua o luz, incluso cuando han sido talladas. Para conseguir un bonito ramo de flores preservadas es necesario seguir algunos pasos:
  • Cultivar las flores adecuadas, en el entorno adecuado. El cultivo es uno de los factores más importantes para conseguir un resultado perfecto en el proceso de preservación.
  • Se aplica el líquido preservante 100% natural y biodegradable. Este actúa como un reemplazante de la savia natural de las plantas, aportándole toda el agua que necesitaría en su estado natural. Se utilizan compuestos orgánicos que atrapan la flor o la planta en el momento preciso.
  • No hace falta mantenimiento. Las flores preservadas conservan toda su belleza durante meses sin necesidad de mantenimiento, agua ni luz. Por ello son una opción perfecta para ramos de novias, ya que aportan la confianza de que no se marchitarán antes del gran día.

Consejos para mantener las flores preservadas

Para conseguir que tu ramo de flores preservadas se conserve como el primer día durante más tiempo, algunos de los principales consejos a seguir son:
  • Evita la exposición solar directa y prolongada
  • Evita la exposición directa a la humedad o al agua
  • Periódicamente desempolva tus flores con un paño suave, un esprai de aire o un secador – siempre con cuidado
  • Evita aplastar o doblar los pétalos, flores o follaje
  • Este tipo de conservaciones es más óptima para plantas de interior
De esta manera conseguirás alargar la vida de tus ramos de flores preservadas por meses o incluso años. Las flores preservadas se convierten así no solo en un elemento central de tu boda y de tu look de novia, sino un precioso recuerdo de ese día que te acompañará a lo largo de los años. Si quieres que preparemos un ramo de flores preservadas para tu día especial, ponte en contacto con nosotros y explícanos cuáles son tus preferencias.