Ser diseñador floral

Ser diseñador floral

El diseño floral es un arte que se aprende y que, con ganas y constancia, se puede convertir en tu profesión.

¿Qué hace un diseñador floral?

Un diseñador floral es un profesional que construye arreglos florales a partir de sus conocimientos de materiales naturales. Para ello combina flores frescas y secas, con plantas y otros elementos de diferentes colores y texturas a fin de crear un elemento decorativo adecuado para cada situación.

Para elaborar estas composiciones florales no solo es necesario poseer un cierto sentido estético, va mucho más allá. Se necesitan conocimientos teóricos sobre el tiempo de vida de las flores cortadas, sus cuidados, sus propiedades, las flores de temporada…Por ejemplo, es muy importante saber qué flores son más delicadas y cómo cuidarlas, cómo recibir y acomodar las flores que acaban de llegar, cómo almacenarlas y cuidarlas para mantenerlas frescas durante más tiempo.

¿Qué se necesita para ser diseñador floral?

Para adquirir los conocimientos necesarios para convertirte en diseñador floral necesitas formarte, por ello en Savia Bruta ofrecemos una formación completa en diseño floral para que aprendas todo lo necesario para dedicarte a este arte profesionalmente. 

Una formación de 120 horas presenciales, con los mejores profesionales del sector, en las que se trabaja:

1. Fundamentos del diseño floral

2. Decoración floral para eventos I

3. Ramos de novia y complementos florales

4. Decoración floral para eventos II y Proyectos

carrera de diseño floral 

Además de los conocimientos teóricos y la experiencia práctica, es muy importante que el diseñador floral posea habilidades relacionales y sepa trabajar en equipo, puesto que en muchos casos deberá trabajar junto a organizadores de eventos y diseñadores de interiores. Deberá ser capaz de entender las necesidades expresadas por el cliente para poder elegir las flores y los elementos decorativos más adecuados en cada caso, o prestar el asesoramiento necesario en caso que el cliente no tenga claro lo que quiere.

Otros aspectos importantes son:

– Gestión del negocio

Además de tener los conocimientos propios de la profesión, se debe ser organizado para controlar los pedidos, los cobros, los pagos, el stock…en definitiva, todo lo que conlleva la gestión de un negocio con el añadido de trabajar con elementos naturales que necesitan determinadas condiciones para estar en buen estado.

– Elección de proveedores

Este es un aspecto que podríamos haber incluido en el punto anterior, pero preferimos ponerlo a parte para no restarle importancia. En esta profesión elegir bien los proveedores, tanto de las flores como de las herramientas, es de vital importancia. El diseñador floral deberá investigar qué opciones tiene en su zona de trabajo para elegir los proveedores que le proporcionen mayor calidad a un precio competitivo.

– Estar al día de las novedades y tendencias del sector

Indispensable para poder ofrecer a los clientes variedad y calidad. Algunos te pedirán lo clásico, lo tradicional, pero habrá quien busque sorprender y ser más novedoso y original. Como profesional debes poder satisfacer ambas necesidades con las máximas garantías.

– Saber elaborar presupuestos

A veces complicado, pero totalmente necesario para el buen funcionamiento del negocio. Materia prima, gastos generales, horas de trabajo…es imprescindible saber cuantificar estas partidas para realizar presupuestos ajustados pero que nos resulten rentables.

Recuerda que no se nace enseñado, con lo que si te interesa esta profesión fórmate con los mejores. A través de sus conocimientos y experiencia aprenderás todo lo necesario para que tu negocio sea un éxito.