Decoración de Ceremonias

Decoración de Ceremonias

Mientras que en las islas la mayoría de bodas se celebran en los meses de verano, en el interior en la península los meses con más actividad son los meses de otoño y finales de primavera. Hoy en día las temporadas en cuanto a flor no están tan marcadas, aunque siempre es mejor usar flores de temporada porque es cuando la flor es de mejor calidad y es más dura. Aparte es más ecológico porque no necesitan riegos ni invernaderos y apenas cuidados.

Una ceremonia de invierno aquí en el interior de la península casi siempre va a celebrarse en un interior, mientras que en las bodas de verano que se caracterizan por ser al exterior, reina un ambiente de distensión. En cuanto a la decoración floral debemos plantearnos de qué opciones serían las adecuadas, ya que hay flores que sufren mucho con el calor. Al contrario, el frío sería el mayor enemigo de las flores tropicales. Por ello hay que tener presente la época del año en la que se va a celebrar la ceremonia e intentar mantener una decoración floral acorde con el clima para que todo salga a la perfección en la decoración floral de tu evento.

En cuanto a por qué elegir una boda de invierno o una de verano, no hay una opción buena y otra mala, es cuestión de gustos y saber amoldar la decoración al espacio. El estilo de cada ceremonia es único.

Somos conscientes de que el color es una de las herramienta más potentes que tenemos en la decoración en general y en la decoración floral en particular. Es también un arma poderosa para crear un hilo conductor en una la decoración floral de una boda. Cabría añadir que en cuanto a las formas de los trabajos florales dominan las naturales y orgánicas, siguiendo la tendencia que nos encontramos en el resto de la decoración floral del evento.