¿Cómo conservar un ramo de flores?

¿Cómo conservar un ramo de flores?

¿Cuantas veces te han regalado un ramo de flores frescas espectacular y te ha dolido el alma no saber cómo prolongar en el tiempo toda aquella belleza? Desde Savia Bruta queremos darte algunos consejos para que, cuando llegue a tus manos un ramo de flores precioso, sepas como alargar al máximo su vida.

Si bien te indicaremos algunos trucos para que sepas cómo conservar un ramo de flores, es importante tener en cuenta que cada ramo es único y que su composición, inevitablemente, determina su duración. Hay flores que, una vez cortadas, son más longevas que otras.

Sin embargo, con los cuidados adecuados, podemos lograr que un ramo dure entre una y tres semanas perfectamente, así que… ¡Vamos a ello!

cómo secar un ramo de flores

A la llegada a casa…

Lo primero que debes hacer cuando llegues a casa con el ramo de flores es retirar el plástico, o el papel, con el que vaya envuelto el ramo y cortar el tallo de cada flor en diagonal, con cuhcillo siempre mucho mejor que con tijeras.

Elige un jarrón de cristal (o de algún material traslucido) de la medida adecuada, en función del tamaño del ramo, y llénalo de agua tibia. En caso que el ramo sea de rosas o de flores de bulbo, como los tulipanes, lo mejor es utilizar agua fría.

Procura que las flores no queden muy apretadas entre ellas en el jarrón, para que haya espacio para que circule el aire. Si ves que quedan muy apretadas siempre será mejor repartir el ramo entre varios jarrones.

Coloca el ramo en el jarrón vigilando que únicamente queden en el agua los tallos, nunca las hojas o los pétalos. Ubícalo en un lugar luminoso y fresco, e intenta que no le de la luz del sol directamente.

En los días posteriores…

Una vez realizados los primeros cuidados, empieza el reto. Toma nota de las siguientes recomendaciones para alargar la vida de tu ramo:

  • Evita cambios de temperatura

La flor cortada es muy sensible a los cambios de temperatura, con lo que además de buscar una ubicación luminosa intenta no colocar el ramo en un sitio de paso de corriente de aire ni, por supuesto, demasiado cerca de un radiador o de un aparato de aire acondicionado.

  • Cuida el agua del jarrón

A veces cometemos el error de poner demasiada agua en el jarrón, con 7-10 cm es suficiente. Lo que es muy importante es ir renovándola, para evitar la proliferación de bacterias que puedan adentrarse en los tallos florales. Lo recomendable es realizar cambio de agua a diario, limpiando también la profundidad del jarrón en cada cambio.

  • Utiliza un conservante floral

Existe un abono específico para la flor cortada que se añade al agua y que aporta numerosos beneficios al ramo.

  • Retira las flores marchitas

A medida que se vayan marchitando las flores es conveniente retirarlas, para evitar que se estropeen las de alrededor.

  • Vaporizar

Si hace bastante calor, es bueno vaporizar los pétalos de vez en cuando con un poco de agua fresca.

Con estos pequeños consejos seguro que conseguirás alargar la vida de tus ramos de flores. Contacta con nosotros si te surge cualquier duda.